octubre 26, 2017/Abeja
  • Por marketing
  • 121
  • 0
Primer paso. Analizar

Debemos preguntarnos como ese enjambre ha llegado hasta ahí. Una de las posibles razones es que un apicultor no haya podido controlar la enjambrazón y se le haya escapado una parte de su colmena.

La enjambrazón es el mecanismo de reproducción que tienen las colonias. Cabe decir que este proceso de reproducción no es el único que conocemos, una opción es a través de zánganos y otra a través de la división de la colonia.

Segundo paso. Miedo a que no enjambre

La mayoría de apicultores sin experiencia viven obsesionados por si sus colonias van a enjambrar, por regla general, las colmenas tienen zánganos solo cuando han alcanzado un tamaño elevado y entra una cantidad amplia de polen, esto desencadena una serie de circunstancias las cuales crean una abundante cantidad de jalea real, que por consiguiente ocasiona una cría de abejas en abundancia.

Último paso. Actuación

Normalmente, un enjambre nuevo no pica e irá aumentando su defensa de la colmena con el tiempo. Como es lógico, es más sencillo cazar un enjambre en el campo, ya sea encima de un árbol o en un poste.

De todos modos, aunque el enjambre no tenga intención expresa de picar al apicultor, debemos dotarnos de las medidas de protección necesarias para realizar la manipulación con abejas.

Las abejas reinas más jóvenes tendrán a ubicarse más arriba y las reinas más viejas se colocarán más abajo, esto nos permite ver la edad de las reinas que acompañan al enjambre.

Decimos que existen tres métodos de caza
  1. La pelota, es el más común de los tres. Nos lo encontramos cuando la abeja queda en suspensión de un árbol a la espera de las abejas rastreadoras que han ido en búsqueda de un lugar mejor. Lo único que debemos hacer es colocarnos debajo con un núcleo, aproximarnos a la pelota y realizar un golpe seco para que las abejas entren en su nuevo hogar.
  2. El segundo método son las trampas, es el más cómodo de todos. Colocamos cerca del colmenar un núcleo con un cuadro de cera vieja y lo situamos lo más cerca posible. Podemos contar con la ayuda de algún producto para cazar enjambres.
  3. El último método es el más complicado ya que nos encontramos con enjambres que llevan bastante tiempo en la zona en cuestión. Cuan accedemos a la colonia, lo que debemos hacer es ir separando las láminas o paneles de cera desechando los que no tienen crías.

Agregar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *