febrero 21, 2018/Abeja
  • Por marketing
  • 115
  • 0

El agua es un recurso imprescindible para las colonias, mejorando su metabolismo, dilución de miel y el acondicionamiento del aire en la colmena.

Las necesidades varían en función de la humedad que haya en el ambiente  y la pérdida de humedad que tengan las abejas, sobre todo en épocas de mucho calor.

En los meses  de verano las abejas se ven necesitadas de agua para refrescar la colmena. Lo consiguen evaporando el agua con las alas en la cámara de las crías, de esta forma el agua evaporado en el aire de dentro de la colmena consigue que disminuya su temperatura interior.

También, necesitan mucha cantidad de agua para la alimentación de las larvas, sobre todo durante la fabricación de la jalea real, incluso para el pan de abeja.

De donde obtienen el agua

Para las abejas, cada vez es más complicado obtener y acceder a fuentes de agua limpia. Por ello, creemos que lo mejor es disponer de un punto cercano a las colmenas y que el apicultor la vaya rellenando.

Lo idóneo es un bebedero higiénico, acondicionado y bajo la sobra para que permita a las abejas beber sin necesidad de ahogarse, lo mejor es disponer de una plataforma de corcho o madera.

Debemos tener en cuenta donde vamos a colocar los bebederos, nunca debemos colocarlos enfrente de las salidas de las colmenas porque en estas zonas las abejas dejan caer sus heces y a los individuos muertos. Podemos colocar plantas acuáticas para que el agua esté limpia.

Problemas que ocasionan la falta de agua

Las abejas pueden recorres largas distancias en la búsqueda de agua, pero esto supondrá un consumo de miel mayor. Esto nos lleva a pensar que en base a la producción, poner un bebedero cerca de la colmena es fundamental, aunque también es obligatorio por ley del bienestar animal, pudiendo acarrear sanciones para el propio apicultor.

Podemos llegar a ocasionar problemas a posibles vecinos cerca de la zona ya que nuestras abejas consuman agua de piscinas residenciales. También, podrían generar molestias en algún ganadero porque las abejas se acercarían a los bebederos del propio ganado y los animales pudieran tener temor a beber agua en dicho sitio por ser picados.

Agregar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *